Es necesario un sistema de justicia que investigue las muertes de periodistas por su trabajo

La directora del Comité por la Libre de Expresión C-Libre, Amada Ponce en entrevista especifico que, en Honduras, es reconocida una lista de 97 periodistas asesinados de los que se conocen que 10 casos han ido a sentencia, sin embargo, en ninguno se ha establecido una relación con el ejercicio periodístico por eso existe una necesidad de proteger a la prensa.

Ponce, explicó que la pandemia agudizo la violencia contra los periodistas, una situación que se presentó en el informe anual de C-Libre, denominado “De la represión en el espacio público al silenciamiento digital”, patrones de violencia digital que se afianzaron durante la cuarentena por pandemia de Covid-19.

También detalló que hay más de 400 personas que actualmente tienen medidas de protección para resguardar sus vidas, por eso es necesario que el Mecanismo Nacional, no solo tenga reformas de cambios de personal, sino de voluntad política para atinarle verdaderamente a las medidas más adecuadas, mejor presupuesto y capacitación técnica.

La importancia de resguardar a la prensa consiste en comprender que son los mensajeros de la información que le permiten a la ciudadanía tomar decisiones, durante la pandemia algunos estaban en la calle informando sobre la necesidad de protegernos y cuáles eran los métodos, pero también hay otros elementos como cuando se denuncian delitos como la corrupción es cuando la prensa se vuelve incómoda cobrando otra importancia para la democracia y transparencia, agregó Ponce.

Reconociendo que en la profesión existen paralelismos diferenciados especialmente en los casos de violencia donde se refleja hacia las mujeres periodistas una vulneración dirigida a la dignidad y el honor afectando su imagen personal, sus familias y parejas, así como la credibilidad frente a la población mientras que para los hombres los incidentes cuando los quieren silenciar son ataques directos como las amenazas y agresiones.

El informe de C-Libre, cataloga como uno de los nuevos casos de violencia las amenazas a muerte mediante plataformas digitales, el robo de la identidad y fotografías públicas para la utilización en espacios de pornografía, el acoso sexual, entre otros vejámenes que en algunos casos llegaron a ser agresiones físicas en espacios públicos.

Finalmente, Claudia Sánchez, Psicóloga clínica y social de C-LIBRE, concluyó que en Honduras es necesario fortalecer un Mecanismo de Protección para que todos los miembros de la prensa sean atendidos de una manera diferenciada por género y diversidad, ya que el objeto es cuidar y velar por la vida de las personas para reducir los riesgos.

Be the first to comment

Leave a Reply