Jueces y juezas de paz reciben capacitación sobre Corte Penal Internacional durante diplomado en Derechos Humanos

La Asociación de Jueces por la Democracia (AJD) realizó este sábado 31 de agosto el tercer modulo del diplomado sobre derechos humanos en el cual se habló sobre la Corte Penal Internacional con el objetivo de que jueces y juezas de paz puedan conocer a profundidad sobre esta instancia. El modulo fue impartido por el doctor Ramón Cadena, director de la Comisión Internacional de Juristas en Centroamérica.

La comisión que dirige el doctor Cadena lleva 10 años realizando acciones en las áreas de acceso a la justicia e independencia judicial como una estrategia clave para la capacitación en derecho internacional para los procesos judiciales, además emprendió desde 2007 un proceso de observación en la elección de magistrados o altas cortes en Centroamérica.

“Notamos una regresión a nivel mundial a nivel de derechos humanos, pero también hay una regresión en la división de poderes de los países, siempre ha existido una intromisión del Poder Ejecutivo en el Poder Judicial, pero ahora el crimen organizado tiene como estrategia especifica la cooptación de las cortes”, señaló Cadena sobre el contexto actual de la impartición de justicia en la región. Para el doctor en leyes, mientras más democracia hay en nuestros países habrá mayor independencia judicial.

“Hay una tensión permanente entre el derecho interno y el derecho internacional, el derecho interno es mucho más conservador por eso siempre se da esa tensión y a mucho gobernantes no les gusta los mecanismos internacionales, no les gusta la observación, ni comités que emiten recomendaciones u opiniones que son muy fuertes cuando condenan a un estado”, apuntó el doctor Cadena.

Cadena recalcó que aunque a los gobernantes no les guste la Corte Penal Internacional, el derecho internacional ha evolucionado de tal forma que la administración de la justicia puede estar a cargo de una corte regional. Sin embargo, también recordó que la capacitación es un trabajo fundamental para que los jueces apliquen los estándares adecuados.

Además, mencionó que “los cursos con jueces de paz nos interesan mucho porque hay que romper con la visión vertical del poder judicial que considera que los jueces de paz son de inferior categoría a los magistrados, hay que cambiar ese criterio”. Cadenas además explicó que un juez de paz tiene competencias diferentes a las de un magistrado de la Corte Suprema, ya que están mucho más vinculados con el tema de derechos humanos.

Según el doctor Cadena, el impacto de las capacitaciones es muy difícil de medir y el resultado podrá observarse en el análisis de las sentencias que estén aplicando el derecho internacional. “Son pocos los avances concretos a nivel regional pero son considerables”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *